En el marco de una capacitación, se instaló una nueva estación de la red EnArSol en la EEA Manfredi

La capacitación se realizó en la EEA Manfredi, dónde, con el acuerdo del director de la experimental y la colaboración de los técnicos, se instaló una nueva estación correspondiente a la región agroecológica semiárida central de producción agrícola de la provincia de Córdoba.

Durante las dos jornadas los agentes del IIR realizaron las diferentes tareas y pudieron entrenarse en los requerimientos del armado y puesta en marcha de la estación. La instalación requiere de una serie de tareas previas, tales como el armado y orientación de la estructura, el tendido del cableado y el armado del dispositivo electrónico – datalogger diseñado en el Laboratorio de Agroelectrónica. Esta serie de procedimientos permiten la transmisión de datos y la alimentación de la estación. Una vez asentada la estructura, se instala el seguidor solar y se conecta el datalogger y la fuente de energía de la estación, que es en gran medida provista por un panel solar.

De este modo, en el marco del proyecto FONARSEC, no sólo se está instalando la primera red nacional de medición de radiación solar, sino que también se están formando capacidades en el territorio que a futuro permitirán replicar la experiencia en otros lugares del país.

El objetivo de la red es conocer la distribución espacio-temporal del recurso en el territorio nacional a fin de identificar sistemas de aprovechamiento energético. Esta fuente de energía alternativa resulta estratégica dadas las condiciones ambientales y productivas de Argentina. Además de la consabida escasez de energías fósiles, así como del impacto ambiental que provocan, la energía solar resulta sumamente relevante en función de la importancia de las actividades agropecuarias en todo el país.

Los niveles de radiación solar global sobre la superficie terrestre constituyen información importante, ya sea para dimensionar sistemas de aprovechamiento energético de la radiación solar como para estimar el rendimiento de cosechas o como parámetro de interés biológico. También es de destacar su relevancia en el análisis meteorológico, ya que las variaciones en los niveles de energía solar pueden estar relacionadas con procesos de cambio climático. Específicamente para las áreas agroindustriales consolidadas, significa una alternativa viable de generación de energía para el abastecimiento de un sector altamente mecanizado, en el que el costo de los combustibles es un factor que afecta la rentabilidad. Por otro lado, conocer los niveles de radiación permite estimar la potencialidad de nuevos cultivos y/o nuevas zonas de implantación, así como la estimación de su rendimiento.

En este sentido, Andrés Moltoni afirmó que “esta tecnología contribuye al desarrollo territorial nacional a la par que impacta en el incremento de la productividad agrícola a través de múltiples campos de aplicación”.

 

Autores: Fernanda González Maraschio, Andrés Moltoni, Luciana Moltoni y Nicolás Clemares.